Siguenos en:
Uncategorized

Cómo, qué y cuándo agregar residuos orgánicos a la vermicompostera.

Quizás una de las primeras preguntas cuando tienes una vermicompostera (o lombricera) es qué alimentos se pueden agregar, cómo y cada cuánto. Aquí te explicaré de forma muy sencilla para que no tengas complicaciones.

¿Cómo juntar los residuos?

Lo primero será tener un balde para ir dejando los restos orgánicos. Personalmente siempre pongo en la base un cartón o cajas de huevo (color café) para que vayan absorbiendo el líquido.

¿Qué agregar y qué no?

Todo esto será una delicia para las lombrices:

– Verduras
– Frutas
– Borras de café
– Té
– Servilletas de papel
– Cartones sin tinta

Hay otros alimentos que es mejor evitar o agregar un muy poca cantidad porque pueden volver inhóspito el ambiente de las lombrices:

– Cítricos
– Cebolla, ajo, cebollín
– Alimentos cocinados
– Alimentos con sal o aceite
– Restos de pan

Y bajo ninguna circunstancia agregar:

– Carnes
– Huesos
– Lácteos
*Estos particularmente pueden atraer otros animalitos como ratones.

¿Cómo se deben agregar?

Jamás moler o licuar, podrían fermentar y subir mucho la temperatura (recuerda que lo ideal para las lombrices es entre 18ºC y 25ºC). Basta con lo “picado” que queda cuando pelas tus verduras.

¿Cada cuánto agregar la comida?

Las lombrices se alimentan de las bacterias que descomponen la materia orgánica, por ello jamás comerán una hoja como lo hace una cuncuna. Lo recomendable es agregar una vez a la semana para que ya empiecen a trabajar estas bacterias. El balde debe tener tapa y así no emanará olores desagradables, probablemente el abrirlo se sienta un poco de olor, pero desaparece al incorporarlo a la vermicompostera.

¿Cuánto agregar?

Debes tener presente cuántas lombrices tienes, ya que ellas pueden comer casi un 90% de su peso al día. Por ello, si tienes un puñado de lombrices, puedes ponerles una vez a la semana 4 puñaditos de comida fresca y 3 puñaditos de materia seca. Otra señal es ir revisando si se están comiendo lo que les das o más bien se nota que no son capaces de digerirlo.

¿Otro tip?

Sí ¡jamás te olvides de agregar por lo menos ½ de materia seca por 1 medida de materia fresca! Esto ayudará a controlar olores y mantener aireado el ambiente.

Tampoco olvidar el consejo que siempre nos da Justine de @reutil.cl de guardar cáscaras de huevo en un frasco de vidrio sin tapa, cuando estén secas moler e incorporar a la vermicompostera. Ayudará naturalmente a estabilizar el ambiente de la vermicompostera y ayudarán a la digestión de las lombrices.

También podría interesarte:

¿Se puede tener una vermicompostera dentro de la casa?
¿Por qué mi vermicompostera huele mal?
Controla la humedad de tu vermicomposera.

Comparte esta publicación
Publicación Anterior

No hay Comentarios aun

Deja un comentario